berenjenas-berenjena-berengenas-berengena

Ablandar Berenjenas

ABLANDAR BERENJENAS

Un hecho que mucha gente desconoce es que la berenjena realizó su entrada a Europa en la Edad Media, a través de la España musulmana; lo hizo a través de las zonas que vivían bajo el dominio de los árabes.

Es curioso que durante mucho tiempo en estas regiones no se dio a la berenjena la categoría de ‘comestible’; a la planta se le consideró algo exótico y solo se usaba para rellenar y decorar espacios en el hogar.

La literatura española alude por vez primera a la berenjena en el S. XV, en la pluma de Juan Alfonso de Baena, escritor ibérico que hizo una recopilación de una serie de poemas de su época en el llamado Cancionero de Baena.

Reconocidas sus virtudes como alimento, la berenjena inundó las cocinas de muchos hogares mediterráneos, para después trasladarse a América, una vez descubierto y conquistado este ‘nuevo mundo’.

Berenjena Berengena

Cómo ablandar berenjenas

El firmamento de la cocina española se ilumina con infinidad de estrellas que la hacen brillar en el mundo como una de las gastronomías europeas con una infinita variedad de platillos de calidad insuperable.

Una de las estrellas que habitan el firmamento culinario hispánico es la berenjena, presente en cientos de recetas y preparaciones para todos los gustos y para todas las ocasiones.

Cualquiera pudiera pensar que cocinar berenjenas, dada su textura, es cosa de sonar los dedos y activar un proceso mágico. La realidad es que si deseamos unas berenjenas tiernas al cocerlas, debemos conocer antes algunos trucos.

Las berenjenas admiten múltiples formas de cocción; sin embargo, tienen un punto que debemos reconocer y si no efectuamos un cocido adecuado, sobre todo cuando lo hacemos en el horno, pueden resultar duras.

No hay porqué desanimarnos; podemos ablandar las berenjenas de muchas maneras y obtener resultados con los cuales sorprender gratamente a nuestros comensales. Por ejemplo:

Berenjenas rellenas cocidas al horno. 

Una manera de sacar un buen provecho a estos frutos cuando los preparamos horneados es siguiendo los pasos de esta receta:

Primer paso

  1. Comenzamos cortando cada berenjena en forma longitudinal.
  2. Cortadas en dos, a cada mitad se le hacen cortes cuadriculados profundos en la pulpa.
  3. Se salan las mitades de berenjena; se dejan reposar sobre una rejilla o sobre toallas de papel absorbente: 15 minutos boca arriba, luego 15 minutos más boca abajo.
  4. El objetivo del reposo es que escurran el jugo amargo.
  5. Se lava y se seca las mitades; dejándolas listas para introducirlas al horno.

Segundo paso

  1. Precalentamos el horno a 200 °C durante 15 minutos.
  2. Llevamos las berenjenas al horno y bajamos su calor a 180 °C; dejamos que se cuezan 15 minutos.
  3. Transcurrido el tiempo estipulado, las berenjenas ya están blandas; las vaciamos, preferiblemente con una cuchara, y reservamos las cáscaras.
  4. Preparamos un sofrito con ingredientes que incluyan: pimiento, cebolleta, tomate, ajo y otras verduras al gusto; agregamos queso mozzarella, jamón y bacon.
  5. Mezclamos el sofrito con la pulpa de las berenjenas ya horneadas y rellenamos las cáscaras.
  6. Resultado: unas excelentes y exquisitas berenjenas rellenas, deliciosamente blandas
  7. Berenjenas en rodajas, con carne picada. 

Esta es también una deliciosa forma de ablandar estos frutos y de degustar un platillo en el que la berenjena juega un destacado papel gastronómico.

La cocina mediterránea se viste de gala con un distinguido plato en el cual las berenjenas juegan un importante rol: la musaca. Sin embargo, su origen se halla en los Balcanes y en el Medio Oriente.

Proponemos una receta para entre 6 y 8 comensales; una versión de musaca más cercana a la griega, la más conocida, antes que a la confección árabe original basada principalmente en berenjena y tomates. 

  1. Ingredientes básicos:
  • 2 o 3 berenjenas grandes.
  • ½ k de carne de cerdo.
  • ½ k de carne de ternera.
  • 80 g de queso parmesano.
  • 2 cebollas medianas.
  • Puerro.
  • Ajo.
  • Sal. 
  • Pimienta.
  • Perejil.
  • 1 vaso de vino tinto.
  • 500 g de tomate rallado.
  • Aceite de oliva virgen extra
  1. Para la salsa bechamel:
  • 600 ml de leche.
  • Harina de trigo.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Nuez moscada.
  • Sal.
  1. Preparación:

De las berenjenas

  • Las cortamos en rodajas, las salamos y las ponemos a escurrir durante media hora en una rejilla de cocina.
  • Ya escurridas, las lavamos, pasamos por harina y freímos vuelta y vuelta en una sartén muy caliente. Para eliminar el exceso de aceite, las colocamos sobre papel de cocina absorbente.

De la carne:

  • En una sartén, hacemos un sofrito de ajo, puerro, perejil y cebolla.
  • Incorporamos la carne picada y salamos al gusto.
  • Añadimos una pizca de pimienta y el tomate rallado.
  • Cocemos a fuego medio durante 15 minutos; vertemos un vaso de vino tinto y subimos el fuego un momento para evaporar el alcohol.
  • Bajamos el fuego y dejamos cocinar durante una hora
  • Removemos de vez en cuando para evitar que se pegue.

Preparamos la bechamel:

  • Calentamos un poco de aceite en una cazuela, agregamos la harina y rehogamos un poco.
  • Vertemos la leche y la trabajamos unos 8 o 10 minutos.
  • Sazonamos la salsa y rallamos encima algo de nuez moscada.

Montamos la musaca:

  • En una bandeja honda colocamos una capa base de rodajas de berenjenas fritas.
  • Colocamos una capa de carne; luego ponemos en forma alternada capas de berenjenas y carne picada.
  • La capa superior, de berenjenas, se cubre con una mezcla de salsa bechamel, queso (la mezcla puede ser también bechamel con yogur griego) y huevo.
  • Agregamos queso rallado sobre esta capa de bechamel y ponemos en el horno a unos 160 °C durante una hora.
  • Finalizada la cocción de la musaca, la retiramos del horno y la dejamos reposar 120 minutos.
  • Servimos a temperatura media; si se desea más caliente, llevamos porciones individuales al horno.

Dos maneras distintas de disfrutar de la berenjena suave, blanda y, lo más importante, en preparaciones exquisitas, que agradan a todos los sentidos de nuestro cuerpo.

Recomendamos

Ablandar vaqueros

http://34.73.164.176/ablandar-vaqueros/

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.