ABLANDAR NEUMÁTICOS ENDURECIDOS

Ablandar neumáticos endurecidos

Han transcurrido muchos siglos desde que la humanidad comenzó a hacer uso de la rueda con diversos fines, entre ellos el de servir de complemento a medios de transporte para facilitar su movilización.

No fue sino hasta principios del siglo XX cuando la rueda de los vehículos de transporte deja de ser totalmente sólida para convertirse en un tubo de goma inflable, provisto en ocasiones de una cámara cuya función es retener el aire.

Además de brindar más amortiguación que las ruedas anteriores, los neumáticos también ofrecen, de acuerdo con su diseño, la posibilidad de mayor agarre a las vías de circulación, con lo que también ofrecen mayor seguridad.

Al ser más blanda, aumentan la adherencia y la fricción con la rueda de goma y ello hace más fácil la conducción del automóvil; aumentando, además, el poder de arranque y de frenado.

Trucos para ablandar neumáticos

Las ruedas de goma o neumáticos, están hechos de una combinación de sustancias que por múltiples razones tienden a perder propiedades, provocando dureza en la estructura de la rueda.

Para ablandar los neumáticos se puede recurrir a ciertos trucos, algunos más o menos peligrosos; pero que realizados con el debido cuidado, dan óptimos resultados, generando gomas con mayor poder de adherencia a las carreteras.

Veamos algunos de estos trucos:

  • Usar líquido Zippo para ablandar las gomas: aunque su efecto es de corta duración, empapar los neumáticos en esta sustancia, y darles suficiente tiempo, produce excelentes resultados.

Su aplicación es recomendable en cauchos de automóviles, motos o bicicletas antes de una competencia, con lo que se asegura un mejor desempeño en las pistas al ablandar la goma de estos neumáticos.

Puede optarse por varios métodos, dependiendo de los efectos que se quiera lograr:

  • Empapar con el disolvente toda la rueda y dejar actuar al líquido toda la noche.

Este método es bastante radical y los resultados pueden sobrepasar nuestras expectativas, provocando un excesivo ablandamiento del neumático; se requiere de mucho cuidado.

  • Un segundo método consiste en emplear el líquido ablandador solo en la superficie de rodamiento del neumático.

El líquido se aplica con una brocha o pincel, lo que ocasiona un ablandamiento ligero en el área de rodamiento del caucho, sin correr el peligro de causarle algún daño.

  • Un tercer método tiene que ver con el uso del líquido Zippo y paños que empapados en este.

Se empapan en el disolvente los paños y se envuelven los neumáticos, dejando actuar el líquido ablandador un tiempo razonable (unas 2 o 3 horas).

  • El cuarto método incluye aceite de oliva; aunque el proceso de ablandamiento con esta sustancia es más largo, por lo que debe aplicarse días antes de la carrera.

Simplemente se dispone de cierta cantidad de aceite de oliva en un recipiente y se dejan los neumáticos en remojo durante 4 o 5 días antes participar en la competencia.

El aceite se encargará de penetrar la estructura de la goma del neumático provocando cambios en su composición química y suavizándola durante el mismo proceso.

  • Hay quienes proponen, sin mucha convicción en cuanto a los resultados, sumergir los neumáticos en gasolina, aceite de dirección hidráulica o en líquido de frenos; aunque más bien, parece cosa de mito urbano.

Compuesto químico para ablandar neumáticos

En una competencia automovilística, de motos o de ciclismo, cualquier segundo de ventaja cuenta a la hora de ocupar un lugar en el podio. Unas milésimas de segundo pueden ser la diferencia entre ganar o perder una carrera.

La rigidez  en la goma de los neumáticos puede ocasionar que no lleguemos a tiempo a la meta; pero esto es algo que puede revertirse si usamos un compuesto químico que nos ayude a suavizar los cauchos de nuestro auto.

Para la preparación de este compuesto químico vamos a necesitar:

  • Equipo de protección, el cual incluye: guantes de goma, un delantal de goma gafas de seguridad y un respirador.
  • 2 barriles de metal, con tapa.
  • 11 onzas de xileno.
  • 11 onzas de tolueno.
  • 2 onzas de líquido de la transmisión.
  • 1 1/2 onzas de WD-40.
  • Una brocha.
  • Envoltura de plástico.

La goma expuesta a la acción de la mezcla de estas sustancias químicas cederá su rigidez, dando paso a una goma suave y de gran adherencia a la superficie de la pista.

  • Procedimiento para la preparación y uso del compuesto químico:
  • Comenzamos colocándonos todos los implementos de seguridad para evitar accidentes que puedan perjudicar nuestra integridad física.
  • Desmontamos los neumáticos del auto y los dejamos en un área con mucha ventilación, cuidando no exponerlos a llamas o chispas potenciales.
  • Debemos tener muy presente que estas sustancias químicas con las que vamos a trabajar son altamente inflamables.
  • Medimos las cantidades a usar de cada uno de los productos de la mezcla; para ello utilizaremos una taza de medir de vidrio. En este caso, medimos:
  • 11 onzas de xileno
  • 11 onzas de tolueno
  • 2 onzas de líquido de la transmisión
  • 1 1/2 onzas de WD-40
  • A medida que vamos midiendo cada sustancia, la vamos vertiendo en el barril de metal, el cual debe estar libre de cualquier tipo de suciedad.
  • Una vez que hayamos vertido todos los productos, agitamos la mezcla con una paleta de madera o de metal hasta lograr homogeneizarlos.
  • Para usar la mezcla:
  • Con una brocha, aplicamos una capa de la mezcla a la superficie de rodamiento de los neumáticos.
  • Envolvemos los neumáticos con una cubierta plástica.
  • Cada 4 o 6 horas comprobamos la consistencia de los neumáticos; retiramos la envoltura cuando comprobemos que han alcanzado la deseada.

Algunas consideraciones

  • Después de retirar la envoltura plástica, los neumáticos deben ser utilizados tan pronto como sea posible, ya que el compuesto químico se evapora con el transcurrir de las horas y vuelve a su estado original.
  • Cubrimos el barril con la mezcla sobrante y en otro barril tiramos el agua y las sustancias con las que hayamos lavado la brocha usada en la operación.
  • Esta mezcla debe ser usada con discreción tanto en cantidad como en tiempo, puesto que el exceso puede causar que el neumático se ablande más de la cuenta.

Recomendamos

ABLANDAR NARANJA

http://34.73.164.176/ablandar-naranja/

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.