ABLANDAR NUECES

Ablandar nueces

Cuando se desea o se requiere consumir alimentos muy energéticos, ricos en vitaminas del grupo B, ácidos grasos, proteínas y que además aportan al organismo grasas y oligoelementos, la solución la hallamos en los frutos secos.

Entre los frutos secos destacan las almendras, las avellanas, los anacardos o mereyes, las castañas, las semillas de calabaza y de girasol, los pistachos, los piñones y, ¿cómo habrían de faltar?, las nueces.

Una característica común a este tipo de frutos es el porcentaje de agua contenido en su composición natural: menos del 50 por ciento; esto, sin la injerencia o manipulación humana, lo que no ocurre con las frutas desecadas.

Otra cualidad que comparten los frutos secos tiene que ver con los beneficios que su consumo brinda a la salud de nuestro cuerpo. Entre los aportes saludables son dignos de mencionar:

  • Vienen bien a la salud reproductiva masculina.
  • Poseen propiedades anticancerígenas.
  • Contribuyen al mantenimiento y buen funcionamiento del corazón.
  • Permiten el control del peso corporal.
  • Ayudan a mantener una excelente salud cerebral.
  • Controlan el azúcar en la sangre, lo que los hace beneficiosos para personas con diabetes.
  • Contienen una gran cantidad de antioxidantes, lo que permite evitar el envejecimiento prematuro.

Cómo ablandar nueces

Al hablar de ablandar nueces hay que considerar las características de estos frutos secos, de los cuales solo es comestible la semilla, contenida en una estructura rígida o cáscara y envuelta por una delgada piel.

La semilla puede ser consumida con piel; no obstante, esta puede producir malestares en personas con problemas intestinales, dado que posee efectos astringentes, por lo que es preferible escaldarla o blanquearla.

  • Primer paso: remover la cáscara de la nuez sin aplastar la semilla.

Las nueces se disfrutan por igual comiéndolas solas o formando parte de diversas recetas. Pero antes tenemos que librarlas de la rígida cáscara en la que se hallan contenidas, sin secretos ni fórmulas mágicas. Solo tenemos que:

  • Poner las nueces en un recipiente con agua tibia y sal.

Una fórmula bastante simple, pero de una enorme ayuda al momento de cascar nueces.

  • En un recipiente, preparamos un poco de agua tibia con sal, en cantidad suficiente para cubrir las nueces que deseamos ablandar para pelar.
  • Colocamos las nueces en el agua salada y las dejamos remojar por unas 3 o 4 horas.

Este es un truco excelente para lograr abrir las nueces sin que las semillas se rompan, puesto que el agua tibia salada ablanda la dura cáscara y nos hace más fácil fragmentarla sin causar destrozos en el interior.

  • En casos de urgencias, usar el horno de microondas puede ayudar.

No siempre disponemos del lujo de un caudal de horas para poner a remojar y ablandar las conchas de las nueces. Pero si disponemos de un horno de microondas en nuestro hogar, las cosas se simplifican.

  • En una taza apta para usar en microondas, echamos agua y colocamos las nueces.
  • Llevamos la taza con las nueces al horno de microondas y esperamos a que el agua hierva.
  • Cuando esto ocurra, retiramos las nueces del horno y dejamos que se enfríen.
  • Escurrimos el agua y ya las nueces podrán abrirse sin ninguna dificultad ni riesgo de quebrar las semillas.
  • Segundo paso: quitar la piel a las semillas de las nueces.

Como ya se dijo, la piel de las semillas de las nueces puede ocasionar malestares en personas con problemas intestinales, lo que obliga a que esta sea retirada. Pero es que además, las nueces sin esa piel resultan ser más exquisitas.

La opción, en este caso, es blanquear o escaldar las nueces, para lo cual podemos optar por 2 métodos:

  • En una olla con agua caliente:
  • Calentamos agua en una olla, hasta el punto de hervor, e introducimos las nueces sin cáscara a remojar, entre 30 y 60 segundos.
  • Esperamos a que las nueces se enfríen.
  • Al frotarlas entre nuestros dedos, la piel que las recubre se desprenderá fácilmente.
  • Las secamos y estarán listas para comer o para ser usadas en cualquier preparación.
  • En el horno de microondas:
  • Disponemos las nueces en una olla con agua.
  • Encendemos el microondas e introducimos la olla con las nueces.
  • Cuando el agua comience a hervir, retiramos la olla del horno.
  • Dejamos enfriar las nueces y seguimos los pasos del truco anterior.
  • Ablandar la piel de las nueces en el horno de la cocina:

Es posible que al remojarlas, las nueces pierdan algo de esa firmeza que se manifiesta en lo crujientes que son. Pero no hay por qué preocuparse; podemos devolverles esta cualidad con un poco de calor. Para ello:

  • Ponemos a calentar el horno de nuestra cocina a 180 °C.
  • En una bandeja, colocamos las nueces y las dejamos en el horno durante 5 minutos aproximadamente.
  • Notaremos que las nueces se tornan doradas y recobran cierta dureza; pero la piel se habrá ablandado permitiendo desprenderla con mucha facilidad.
  • Tercer paso: quitar las cáscaras duras sin usar cascanueces

Lo ideal es contar con un cascanueces que facilita aún más la tarea de abrir las cáscaras de estos frutos secos. Podemos pelar las nueces a mano limpia o con los dedos; pero corremos cabe la posibilidad de sufrir alguna lesión.

Para no correr riesgos de daños en nuestras manos en el caso de no tener acceso a un cascanueces, podemos:

  • Tomar 2 nueces y colocarlas en la palma de una mano, procurando que las ranuras de ambas encajen, que sus bordes coincidan.
  • Una vez que las hayamos colocado bien, cerramos nuestra mano y con la otra damos un pequeño golpe en la misma dirección de las ranuras de las nueces.
  • Este truco y el hecho de haberlas sometido antes a remojo en agua tibia para ablandarlas, permitirá que las semillas salgan enteras.
  • Otro recurso es usar la punta de un cuchillo de mesa el cual introduciremos entre las dos partes de la cáscara; giramos la herramienta y esta cederá fácilmente.

Recomendamos

ABLANDAR SOBREBARRIGA

http://34.73.164.176/ablandar-sobrebarriga/

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.