Ablandar pan duro en microondas

Del pan, es harto conocido que este alimento es tan antiguo como la civilización; de la electricidad, hay indicios arqueológicos que apuntan a su probable uso por culturas tan antiguas como la egipcia.

En todo caso, sería algo difícil de creer que cualquiera de los pueblos de la antigüedad haya usado dispositivos electrodomésticos para procesar cualquier tipo de comida, específicamente, el pan.

En la actualidad, disponemos de recursos electromecánicos que hacen más fácil las labores del hogar. Entre ellos, sartenes y cocinas eléctricas, licuadoras y, uno casi imprescindible a la hora de procesar los alimentos: el horno de microondas.

Hay ocasiones en las que, por diversas razones, se acumulan en casa excedentes de pan, poniéndonos a pensar qué podemos hacer con ellos. Una solución ideal es poder suavizarlos y dejarlos como recién salidos del horno.

Son muchas las alternativas por las que podemos optar para recuperar este alimento. Ablandar pan duro en el horno microondas viene a ser una de las posibilidades si contamos con este artefacto en nuestra cocina.

¿Cómo ablandar pan duro en microondas?

Seguir estos sencillos pasos podrán proveernos de un pan suave al instante, tan blando como los recién horneados, aunque hayan pasado algunos días desde su elaboración:

  1. Humedecemos ligeramente un paño limpio y carente de olor.
  2. Envolvemos el pan en el paño humedecido. Con esto logramos tres cosas:
  3. Agregar más humedad al pan endurecido.
  4. Mantener la humedad propia del pan al atrapar el vapor que se genera por efecto del calor.
  5. Suavizar al máximo y mantener esa suavidad del pan una vez extraído del horno de microondas.
  6. Calentamos el pan 10 segundos, tiempo tras del cual deberá estar ya ablandado; aunque ello depende de la potencia del horno. En caso de faltarle suavidad, lo intentamos nuevamente durante 10 segundos más.

Ventajas y desventajas de ablandar pan en microondas

Se considera que ablandar el pan duro en el horno de microondas es el método más rápido, lo cual es una verdadera ventaja. No obstante, hacer uso de este recurso también tiene sus desventajas e inconvenientes.

El pan ablandado usando este artefacto debe ser consumido de inmediato, bien sea para acompañar una comida o para simplemente preparar un tentempié; no sirve guardarlo de nuevo, pues se dañará irremediablemente.

Es cierto que el horno de microondas suaviza el pan, por muy duro que esté. Sin embargo, no siempre los resultados son los esperados. Pasados unos minutos, la textura del pan se hace gomosa, reseca y hasta más dura.

Lo ideal es comer el pan al momento de sacarlo del microondas. Ocurre que la acción de este artefacto provoca que parte del agua contenida en el pan se evapore, lo que ocasiona la resequedad que se aprecia luego de cierto tiempo.

Con el objeto de reducir la resequedad, hay quienes optan por calentarlo gradualmente. Aun así, es difícil hallar el punto en el que el pan se suavice sin perder humedad e impedir que vuelva a las condiciones de antes de llevarlo al horno.

Ante la falta de humedad, el almidón contenido en la harina tiende a reaccionar asumiendo una textura de mayor densidad y, por lo tanto, dando como resultado una miga de mayor dureza.

Algunas consideraciones a tomar en cuenta

a. Si queremos un pan que se mantenga fresco por más tiempo, tengamos presentes las siguientes observaciones:

  • Elegir panes ligeros; ellos mantendrán la frescura por más tiempo que los panes densos.
  • Hay ingredientes que permiten que el pan se mantenga sin alteraciones ni daños durante lapsos más extensos. Se cuentan, por ejemplo, la grasa, el azúcar y el ácido ascórbico o vitamina C.

b. Congelar el pan permite mantenerlo sin daños durante un tiempo extenso, puesto que la congelación prolonga su vida útil.

c. Podemos descongelar el pan en el horno de microondas en el momento en que vayamos a comerlo.

d. Envolver el pan fresco en papel aluminio o en bolsas plásticas herméticas y guardarlo a temperatura ambiente puede prolongar la frescura hasta por dos días. Es una alternativa en caso de querer mantenerlo fuera del congelador.

Frío y calor: ¿cuándo son malos para el pan?

  • Una forma de evitar que el pan sea dañado por contaminación con moho es guardándolo en el refrigerador; sin embargo, sería un error pensar que va a mantenerse fresco el tiempo que permanezca refrigerado.
  • El almidón tiende a retrogradarse, haciendo más densa la miga del pan y provocando que el alimento se endurezca. Esto ocurre más rápido cuando se deja el pan a temperaturas bajas, pero por encima del punto de congelación.
  • El calentamiento que sufre el pan en el horno de microondas es bastante irregular, por lo que con mucha facilidad el pan puede llegar a sobrecalentarse.
  • El sobrecalentamiento implica evaporación de la humedad del pan y la consecuencia directa es que se volverá duro y reseco.

Añadir sabor al pan ablandado en microondas

Puede ocurrir que luego de haber suavizado nuestro pan en el horno de microondas, obtengamos un producto de agradable textura tanto externa como interna, pero soso, sin sabor alguno.

En estos casos, nuestra imaginación puede alzar vuelo y ponernos a preparar exquisitos bocadillos, acompañados de una buena bebida, para disfrutar de un rato placentero solos o en compañía de amistades.

Por ejemplo, podemos preparar un pan con especies y queso. Aunque las cantidades dependen de nuestras necesidades, para ello vamos a disponer de:

  • Nuestro pan endurecido o ya no tan fresco.
  • Aceite de oliva, mantequilla o margarina.
  • Orégano molido.
  • Ajo molido.
  • Queso pecorino o parmesano molidos o rodajas de queso mozzarella.

Procedimiento:

  1. Cortamos el pan en rodajas del tamaño que mejor nos parezca.
  2. A cada rodaja de pan le untamos un poco de aceite de oliva, mantequilla o margarina.
  3. Sobre la base grasa esparcimos el ajo y el orégano molidos.
  4. Cubrimos las rodajas de pan con el queso que dispongamos.
  5. Llevamos al horno de microondas por uno 10 o 15 segundos, dependiendo de la potencia de nuestro horno.

Recomendamos

Cómo ablandar plastilina

http://34.73.164.176/como-ablandar-plastilina/

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.