Ablandar zapatos con crema hidratante

Es reconfortante poder caminar y sentir que, además de protegidos, nuestros pies se hallan cómodamente calzados; libres del martirio que representan en ocasiones unas botas nuevas o cualquier par de zapatos muy apretados.

Un zapato duro y estrecho puede dar origen también a callos, ampollas, callosidades y deformaciones en las extremidades de los miembros inferiores, lo que restringiría el uso de calzados abiertos, sobre todo en las damas.

El zapato m√°s conveniente es aquel que se ajusta exactamente a nuestra talla, sin que le falte ni le sobre nada. Tanto da√Īo puede causar un zapato ce√Īido como uno que nos quede aunque sea algo flojo.

Son muchas las oportunidades en las que el zapato aprieta, no porque sea distinto del n√ļmero que acostumbramos usar; sino porque al ser nuevo, el cuero tiende a estar duro y a√ļn no se ha adaptado a la forma de nuestro pie.

Zapatos sobre raíl de ferrocarril 
- ablandar zapatos con crema  hidratante

Crema hidratante para ablandar el calzado

El ablandar zapatos con crema hidratante es solo una posibilidad entre muchas opciones disponibles. Se puede optar por el uso cremas de marca comercial o más modestamente, por utilizar cremas hidratantes de elaboración casera.

En cualquier caso, la crema puede aplicarse tanto al calzado como a las zonas del pie en las cuales se sienta que hay demasiada presión o rozadura persistente del cuero. Con ello se estará impidiendo cualquier lesión en la piel del pie.

Cuando a√ļn est√° nuevo, l cuero con el que se elabora el zapato se presenta como un material de cierta rigidez y aparente inflexibilidad. En el mercado del calzado no vamos a encontrar con que unos zapatos son m√°s duros que otros.

Por lo general, son los zapatos confeccionados para los hombres los que se fabrican con cueros que apuntan a un trato m√°s r√ļstico y, por ende, m√°s fuertes que los destinados al p√ļblico femenino.

Se elaboran con cueros duros los zapatos destinados a trabajadores que se desenvuelven en labores pesadas como alba√Īiler√≠a, herrer√≠a, agricultura o carpinter√≠a, con el objeto de que soporten el fuerte trato que habr√°n de recibir.

Otras profesiones y oficios, as√≠ como actividades l√ļdicas o de entretenimiento,  tambi√©n demandan calzados duros y resistentes al uso diario, acordes con las actividades desarrolladas por el usuario.

zapatos tipo botas en la base de un √°rbol ūüĆ≥ ablandar zapatos con crema hidratante
zapatos tipo botas faltos de crema

Poca crema para mejores resultados

Si optamos por ablandar un calzado nuevo con crema hidratante, o que nos cause alguna molestia, simplemente untamos sin desproporción todo el zapato, tanto por dentro como por fuera, con la crema de nuestra preferencia.

El cuero absorber√° la humedad que le proporciona la crema; ganando suavidad, flexibilidad y se har√° m√°s blando. El uso continuo de ese calzado completar√° la labor, molde√°ndolo a la forma de nuestro pie y brind√°ndonos mayor confort.  

Despu√©s de aplicada y seca la crema humectante, podemos comenzar a usar los zapatos nuevos por lapsos peque√Īos de tiempo, haciendo caminatas cortas dentro o fuera de la casa o realizando diligencias que demanden poco tiempo.

Aprovechando la flexibilidad que le imprime la crema humectante al cuero del zapato, se puede recurrir al uso de una horma para hacerlo un poco más ancho y darle al pie el espacio que requiere para sentirse cómodo.

Sin embargo, hay que destacar que esto no es posible hacerlo con todo tipo de calzado y que hay que tomar en consideración también cuál es la naturaleza del problema. La horma se adapta más al uso en zapatos cerrados tipo bota o botín.

Al ablandar zapatos con cremas hidratantes comerciales debemos tener el cuidado de no exagerar en su uso, puesto que el exceso de esta sustancia, debido a su composición química, puede provocar cuarteaduras en el cuero.

Hay que tomar en consideración que estas cremas han sido elaboradas pensando en una piel viva, que genera calor, que transpira y que respira, lo que le permite interactuar con los componentes de la fórmula.

Cómo elaborar una crema hidratante casera

Podemos elaborar nuestra crema hidratante casera para usarla en al ablandamiento de nuestros zapatos nuevos a partir de ingredientes como:

  • 2 cucharadas de aceite de aguacate.
  • 1 taza de manteca de karit√©.
  • 3 c√°psulas de vitamina E.

El procedimiento para la elaboración de la crema hidratante es de acuerdo a los siguientes pasos:

  • En un recipiente se coloca la cantidad se√Īalada de manteca de karit√©.
  • Se agrega el aceite de aguacate y se mezclan muy bien ambas grasas.
  • A continuaci√≥n, se incorpora a la mezcla el aceite contenido en las c√°psulas de vitamina E.
  • Se mezcla nuevamente hasta lograr la integraci√≥n de todos los ingredientes.
  • El aspecto homog√©neo que adquiere la mezcla es signo de que ya est√° lista para aplicar al calzado causante de la incomodidad en los pies.

En algunos tipos de calzados de cuero debe evitarse el uso de aceites de oliva o de coco. Estos aceites penetran el cuero y ciertamente lo ablandan; pero al cabo de alg√ļn tiempo pueden provocar decoloraci√≥n y agrietamientos

Otras formas de ablandar los zapatos

Secadores de cabello, alcohol, agua, aceite para sillas de montar, papel de periódico, hielo, alcohol isopropílico y vaselina son otros recursos a los que se puede recurrir cuando queremos ablandar unos zapatos apretados y molestos.

Por ejemplo, se puede usar el papel periódico combinado con el congelador. Hacemos una bola de papel por cada zapato, lo introducimos hasta la punta del calzado y lo llevamos al frigorífico por un par de horas.

Si el frío es bueno para ablandar los zapatos, el calor también lo es. Solo tenemos que calentar el cuero del zapato con el secador de cabello. Previamente, nos hemos calzado los zapatos con una par de medias gruesas.

Una vez frío el cuero de los zapatos problemáticos, mantendrá la forma que adoptó mientras los teníamos puestos, resultando así más cómodos a la hora de usarlos.

Una forma bastante práctica de librarnos del malestar que produce un par de zapatos rígidos y apretados es dejar la dificultad en manos de un profesional, quien sabrá como corregir cualquier problema en el calzado.

Recomendamos

Ablandar pintura seca

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.