CÓMO ABLANDAR ARCILLA ELÁSTICA

Cómo ablandar arcilla elástica

La arcilla elástica tiene su origen en un polímero plástico en cuya composición intervienen moléculas de cloruro de vinilo; este producto es popularmente conocido bajo la denominación de PVC (cloruro de polivinilo).

Se caracteriza la arcilla elástica por su versatilidad, dado que se trata de una pasta moldeable con la cual es posible dar cuerpo a un sin número de figuras cuyos tamaños varían de acuerdo con las necesidades.

Las aplicaciones de la arcilla elástica incluyen un sinfín de producciones artísticas; figuras variadas, sencillos adornos y hasta moldeado de maquetas que sirven para el diseño de automóviles, en escala 1:1.

Esta pasta versátil y moldeable se conoce también como arcilla polimérica, por la similitud con el barro natural en cuanto a su uso para creaciones escultóricas y por su origen, a partir de PVC.

Química y físicamente, la arcilla elástica nada tiene que ver con la arcilla natural; no obstante, su composición le provee de cualidades que la hacen apta para el modelado, pudiendo manipularse infinidad de veces.

La arcilla elástica está expuesta a sufrir los rigores del uso, del tiempo y de un almacenamiento incorrecto. Puede pasar mucho tiempo antes de que se endurezca, a diferencia de materiales similares; pero puede endurecerse.

Métodos para ablandar arcilla elástica

Tomando en consideración que esta arcilla es un polímero, en el caso de que llegara a endurecerse, para ablandarla pueden seguirse procedimientos afines al de otros productos de naturalezas química y física parecidas.

Es característico de la arcilla elástica endurecerse en tanto transcurre el tiempo y se hace más vieja; ello dificulta el uso y el moldeado, tornándose imposible trabajarla. Para ablandarla, podemos recurrir a:

  • Cortar la arcilla en trozos
  • Es conveniente cortar la arcilla con un cuchillo:
  • Si nos topamos con una arcilla muy dura, podemos recurrir al uso de un procesador de alimentos para romperla e transmitirle calor.
  • Antes de usar el procesador, debemos cortar la arcilla en pequeños trozos, para lo cual nos valdremos de un cuchillo muy afilado.
  • En el procesador, colocamos la arcilla endurecida y añadimos un ablandador:
  • Una vez troceada la arcilla, los colocamos en el procesador.
  • Para acelerar el ablandado, ponemos también en el procesador unas gotas de agente diluyente o un poco de arcilla polimérica líquida y tapamos.
  • Aunque habría que hacerlo en varias tandas, un molinillo de café puede servirnos para ablandar la arcilla elástica en las mismas condiciones que con el procesador de alimentos.
  • Molemos solo a intervalos de 10 segundos:
  • Para triturar la arcilla, aplicamos la máxima velocidad del procesador.
  • Molemos el tiempo que sea necesario para que la arcilla se ablande; el tiempo estimado es de entre 1 y 3 minutos.
  • Sacamos la arcilla del procesador para mezclar los trozos resultantes:
  • Una vez que la arcilla se haya ablandado, la sacamos del procesador.
  • Con una cuchara o una paleta, raspamos los lados para sacar los restos de arcilla que han quedado en el procesador.
  • Juntamos los trozos, los presionamos un poco y procedemos a mezclarlos.
  • Con nuestras manos, amasamos la arcilla:
  • El producto que retiramos del procesador deber ser una arcilla blanda y flexible, muy manipulable.
  • Para finalizar, amasamos la arcilla con nuestras manos, con lo que lograremos hacer una porción uniforme con todos los trozos.
  • Agregar agentes ablandadores facilita la tarea
  • A una arcilla endurecida añadimos arcilla nueva:
  • Se pueden amasar juntas una porción de arcilla dura con algo de arcilla nueva; una opción bastante simple, pero efectiva.
  • Los mejores resultados se consiguen añadiendo porciones mayores de arcilla nueva que de arcilla endurecida: resultará más suave.
  • Debemos asegurarnos de que las arcillas que mezclamos tengan el mismo color si deseamos obtener un barro de color uniforme.
  • Amasamos a mano hasta lograr una arcilla con una textura apropiada.
  • Ablandamos la arcilla con un diluyente líquido
  • Se trata de una excelente opción cuando otros métodos fallan.
  • Un diluyente líquido es un producto capaz de ablandar una arcilla que en ocasiones consideramos inutilizable.
  • Están concebidos para dar vida nueva a arcillas envejecidas. Muchos son fabricados por las mismas empresas productoras de arcillas elásticas.
  • Para evitar dificultades con la arcilla, por ejemplo, que llegue a ablandarse demasiado, es conveniente añadir el diluyente líquido una gota por vez e ir comprobando la textura de la arcilla.
  • El diluyente líquido puede hacer que nuestra arcilla se vuelva pegajosa; en estos casos, se la envuelve en una toalla de papel para que esta absorba el exceso de humedad.
  • Podemos añadir arcilla líquida
  • En el mercado es posible conseguir arcilla polimérica líquida, una alternativa que puede volver una arcilla endurecida en otra suave y con mucha elasticidad.
  • Tal como hemos hecho uso del diluyente polimérico, así debemos proceder con la arcilla polimérica líquida: vamos agregando esta una gota por vez e ir comprobando la textura resultante.
  • Amasamos para incorporar la arcilla líquida hasta que obtengamos la textura adecuada a nuestro trabajo.
  • Una forma de mantener el color de la arcilla elástica al añadir arcilla líquida, es que esta última sea incolora. Si no nos afecta, podemos agregar arcilla líquida de color.
  • Ablandar la arcilla elástica con una barra de ablandador
  • Así como hay ablandadores de arcilla líquidos, también pueden conseguirse en barra; un compuesto de mezcla neutra contenido en estas permite volver la arcilla endurecida más flexible.
  • El procedimiento exige usar 5 partes de arcilla por 1 de barra ablandadora. Debe calentarse la arcilla antes de agregar el ablandador; luego se amasa para mezclar bien las sustancias.
  • El aceite mineral puede ablandar la arcilla elástica
  • El aceite mineral permite devolver flexibilidad a una arcilla elástica endurecida, mejorando y suavizando su textura, aun cuando no ha sido fabricado específicamente con esta finalidad.
  • Si requerimos ablandar una porción de arcilla elástica, agregamos aceite mineral una gota por vez. Entre gota y gota, se va amasando hasta lograr una consistencia maleable en la arcilla.

Cualquier tipo de arcilla puede ablandarse si se aplican los procedimientos adecuados; no obstante, siempre es bueno prevenir y taparla mientras trabajamos; al finalizar, guardar en un sitio apropiado.

Recomendamos

CÓMO ABLANDAR ARCILLA NATURAL

http://34.73.164.176/como-ablandar-arcilla-natural/

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.