Cómo ablandar durezas pies

Cómo ablandar durezas pies

Los pies son una de las partes del cuerpo que más damos por sentado, sin embargo su cuidado es muy importante, no solo por motivos estéticos sino por salud.

Las durezas en los pies se pueden deber a diversos motivos, la mayoría de estos tienen que ver con el maltrato que le damos a nuestros pies diariamente. Bien sea por el uso de zapatos que aprietan o por mantener los pies sudorosos. En este artículo daremos un par de trucos para ablandar las durezas de nuestros pies.

Cómo ablandar las durezas de pies

Pies con durezas ablandarlas es nuestro propósito en ablandar.com

Evitar la formación de durezas

Diariamente sometemos a nuestros pies a un maltrato considerable, bien sea calzando zapatos que nos aprietan, tener pies sudoroso o incluso estar demasiadas horas de pie, nuestra rutina diaria puede llegar a tener un gran impacto en los pies.

Todo esto puede causar antiestéticas callosidades y durezas. Además pueden provocar dolo e incomodidad a la hora de caminar. Es recomendable comenzar a tomar medidas a tiempo teniendo en cuenta que existen diversos productos de origen natural que podemos emplear para el cuidado de nuestros pies.

Estos productos nos ayudarán tanto combatiendo la resequedad y eliminar la piel muerta de nuestros pies evitando así la formación de callosidades y otras durezas. Los pies son la base de toda nuestra postura, por ello debemos prestarle toda la atención que ellos necesitan.

Para evitar la formación de durezas es recomendable evitar usar zapatos apretados. Asegúrate de utilizar la talla adecuada para ti y que se trate de un modelo cómodo.

Más recomendable aún es escoger zapatos fabricados a base de materiales suaves y flexibles que permitan la correcta transpiración de la piel, en el caso de las mujeres lo mejor es optar por utilizar tacones bajos.

Si no se pudo evitar la formación de durezas, puedes emplear algún tipo de almohadilla para aliviar temporalmente el dolor que probablemente estén causando.            

Al salir del baño luego de haber tomado una ducha, procura secar bien tus pies, poniendo especial atención en las zonas de entre los dedos. Una vez hecho esto puedes proseguir limando con una piedra pómez las durezas.

Concluyes el proceso aplicando un poco de crema hidratante en las zonas afectadas, con estos evitaras que la piel se pueda resecar.

Ahora compartiremos un par de recetas naturales que ayudarán a deshacerte de esas durezas, para que puedas comenzar a ablandar tus pies lo más pronto posible.

Manzanilla

La primera receta natural que probaremos solo tiene un ingrediente; manzanilla. La manzanilla puede calmar el dolor y ayuda a desinflamar los pies. Comienza preparando un litro de esta infusión y ponlo en un recipiente para proceder a sumergir los pies dentro por al menos 5 minutos.

Aspirinas

Para el siguiente truco comenzaremos triturando 5 o 6 aspirinas. Mezclaremos el polvo de las aspirinas con una cucharada de agua y una de jugo de limón. De esta mezcla resultara una especie de pasta.

Ahora aplica esa pasta sobre las áreas afectadas y luego envuelve todo el pie con una toalla caliente por no menos de 10 minutos. Una vez haya transcurrido ese tiempo procede a limar las mismas zonas afectadas con la piedra pómez.

La piedra pómez será una pieza clave en nuestra lucha para ablandar las durezas de los pies, procura tener alguna a mano si tienes callosidades en los pies, son fáciles de conseguir y su uso es muy simple.

Pies con durezas Ablandarlas es nuestro propósito

Pies con durezas ablandarlas es nuestro propósito en ablandar.com

Vinagre de manzana

Al igual que la manzanilla el vinagre de manzana puede ser muy útil a la hora de ablandar durezas. Para hacer este truco necesitaremos 100 miligramos de vinagre y mezclarlo con un litro de agua tibia, luego agregaremos 2 ajos machacados. Ahora que tengas la mezcla puedes aplicarla directamente en las áreas afectadas o bien sumergir completamente los pies en ella durante al menos 20 minutos, como te sea más cómodo.

Diente de ajo

Para el siguiente consejo deberemos machacar un diente de ajo y mezclarlo con un poco de aceite de oliva. Una vez hecho esto, procederemos a aplicar la mezcla sobre la dureza.

Cubre la zona con un poco de gaza o vendas, de esta forma conseguirás que la callosidad se vaya haciendo más blanda y poco a poco irá desapareciendo.

Jugo natural de piña

Otro ingrediente muy bueno para ablandar las durezas de los pies puede ser el jugo natural de piña. Su uso deberá ser diario, aplica un poco de jugo natural sobre el área afectada y luego deja que actúe por algunos minutos. Según vayan pasando los días notarás como comienza a suavizarse la zona hasta que desaparezcan los callos.

Miel, ricino y limón

Para el siguiente consejo deberemos realizar una mezcla, comenzaremos agregando una cucharada grande de miel, una de aceite de ricino y un par de gotas de limón. Remueve muy bien para crear una mezcla homogénea.

Una vez la tengamos lista procedemos a aplicarla sobre todo el pie, poniendo especial atención en las áreas más secas o donde haya durezas. Deja que actúe por al menos 15 minutos y luego enjuaga tus pies con un poco de agua fría a fin de no dejar ningún residuo.

Recomendamos repetir este proceso un par de veces a la semana para lograr obtener resultados satisfactorios.

Bicarbonato de sodio y aceite de lavanda

Para llevar a cabo el siguiente truco pondremos en práctica las propiedades astringentes que posee el bicarbonato de sodio combinado con el poder antibacteriano del aceite de lavanda, más su acción relajante, lo cual nos brindará un tratamiento completo para ablandar las durezas de nuestros pies y eliminar las callosidades.

Este par de ingredientes son perfectos para eliminar las células muertas de nuestra piel, culpables de afectar la adecuada regeneración de la misma, formando así los callos en nuestros pies.

Comenzaremos calentando 5 tazas de agua, alrededor de 1250 mililitros de agua. Una vez el agua haya alcanzado una temperatura que sea soportable para nuestra piel la verteremos en un barreño.

Al agua agregaremos el bicarbonato de sodio y el aceite esencial de lavanda, deberás remover para crear una mezcla homogénea donde se integren bien ambos componentes.

Una vez hecho esto puede sumergir los pies dentro por no menos de 20 minutos. Pasado este tiempo puedes hacer uso de una piedra pómez y comenzar a limar las durezas. Este proceso deberás repetirlo 2 o 3 veces por semana hasta que las durezas hayan desaparecido de tu pie.

Si estás ante un problema en los pies de gravedad, la solución más recomendable es acudir a un podólogo. Un profesional especialmente capacitado para tratar con este tipo de problemas. Acudir a un profesional siempre aportará una mirada conocedora a tu situación.

Recuerda siempre consultar a tu medico cuando te encuentres ante cualquier tipo de situación que sientas que puede comprometer tu salud o para despejar cualquier duda que tengas.

Recomendamos

Ablandar zapatos si son incómodos o nuevos

http://34.73.164.176/ablandar-zapatos/

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.