Cómo ablandar los calamares

Duro, gomoso, chicloso: calificativos que nunca deben acompañar al calamar en ningún tipo de comida. Son muchas las formas de preparar este molusco y muchos también los platos en los que se torna en acompañante imprescindible.

La gastronomía mediterránea, en especial la española, contempla un sinfín de recetas llenas de sabor, olor y colorido, que en muchas ocasiones responden a los hábitos alimenticios de la región o comunidad en donde se elaboran.

Cómo ablandar los calamares

Ablandar los calamares es un proceso sumamente sencillo, en el que puede hacerse uso de más de un recurso. Se pueden ablandar dejándolos marinar toda una noche, refrigerados y sumergidos en leche.

Concluido el marinado, se lavan y se someten a remojo en zumo de limón durante unos 5 minutos; antes de prepararlos, se enjuagan nuevamente para retirarles todo rastro del cítrico.

 El tiempo en que pueden prepararse los calamares se acorta si se dejan entre 3 y 4 horas inmersos en agua. Al absorber humedad, el calamar tiende a suavizarse, haciendo más fácil su cocción.

Al igual que ocurre con todas las carnes, los cítricos tienen la facultad de suavizar también la del calamar; una marinada en zumo de limón debe ser suficiente para lograr una mejor textura en la carne de este molusco.

La aspiración de quien degusta calamares es que estén blandos, jugosos, masticables; lo que también los hace muy digeribles. Puede ocurrir que queden algo duros; aunque si son de calidad, no debe resultar de esa manera.

Existen razones para que el calamar carezca de la textura deseada. En algunos casos, la piel se enfría al tenerlos en el refrigerador; cocinarlos sin antes elevar su temperatura fuera de la nevera, los volverá duros al ser cocidos.

La preparación adecuada garantiza la suavidad y la exquisitez en la preparación del calamar y de cualquier platillo que se acompañe de él. Otra forma de ablandar los calamares se logra con agua y sal marina. Se procede:

  • Limpiando muy bien todas la partes del calamar.
  • Se hace hervir un litro de agua y se le añade un puñado de sal gruesa.
  • Cuando el agua aún está hirviendo, se echan a escaldar los calamares en la olla.
  • Se apaga el fuego y se dejan reposar los calamares por 5 minutos dentro de la misma cacerola.
  • Terminado el reposo, se escurren completamente y ya estarán listos para cualquier preparación.

Calamares congelados: cómo procesarlos

El calamar puede ser adquirido fresco o congelado. En el primero de los casos, se puede congelar si no se va a consumir inmediatamente. De lo contrario, solo basta con limpiarlo, trocearlo y someterlo al proceso de cocción que se desea.

Si se ha comprado congelado, o se ha sometido a congelación en el hogar, descongelar el calamar requiere de ciertos pasos que van a permitir que resulte un plato delicioso luego de su preparación.

La carne del calamar es generalmente dulce y suave, aunque muy firme. Son características por las cuales es considerado una verdadera delicia, pudiendo comerse tanto el cuerpo como los tentáculos del animal.

El cuerpo del calamar tiene forma de tubo y para su preparación se acostumbra cortarlo en tiras que forman anillos, los cuales se pueden cocer a fuego lento, salteados, asados, fritos o agregados a diversas elaboraciones gastronómicas.

Cocinarlo fresco evita que su carne se endurezca en el proceso, o que adquiera una textura que lo haga difícilmente masticable. Pero si se ha congelado o se ha adquirido en ese estado, es conveniente considerar las siguientes formas de descongelarlo:

  1. Se puede hacer uso del horno microondas para descongelar el calamar en un corto tiempo. Se recomienda descongelar aplicando calor unos 15 minutos por kilo del producto.
  2. Contenido en una bolsa plástica bien cerrada, se meteen el refrigerador durante la noche previa a su cocción. Antes de prepararlo, se saca del refrigerador y se deja en la bolsa hasta equilibrar su temperatura con la del ambiente.
  3. En un recipiente hermético, se guarda el calamar y se deja descongelando dentro de la nevera. Antes de cocerlo, se procede igual que antes.
  4. En una bolsa hermética, de plástico, se coloca el calamar congelado y se pone bajo un chorro de agua, a temperatura ambiente, hasta lograr descongelarlo.

Preparaciones y recetas con calamar

Los platillos que pueden ser preparados con calamares van desde los más sencillos hasta los más complejos. Tal vez uno de los de más fácil preparación sea el de cocerlos en un  poco de aceite de oliva:

Una vez que los calamares han sido descongelados, limpiados y escaldados en agua salada:

  • Se vierte un poco de aceite de oliva en una sartén y se pone a calentar.
  • Una vez que el aceite está bien caliente, se fríen los calamares hasta comprobar que se han cocido lo necesario.
  • Estos calamares fritos se pueden comer acompañados de ensaladas, pan o papas sancochadas.
  • El resultado: un plato por demás sencillo, rápido, de fácil preparación, amén de lo exquisito que resulta al paladar.

Es innegable que la tortilla con patatas es la bandera de la gastronomía española; ni qué decir del cocido madrileño. Sin embargo, el calamar deja huella en muchas preparaciones de las diferentes comunidades hispanas.

Valencia destaca por sus paellas; en su origen, preparadas solo con ingredientes disponibles en las montañas: arroz, tabella, conejo y pollo. Este platillo levantino toma su nombre de la sartén en donde se preparaba antiguamente.

Con el pasar de los años, se sumaron a la paella valenciana otros elementos: diversos mariscos y moluscos, como gambas y percebes; no obstante el calamar destaca como una de sus especialidades.

Navarra se distingue por los calamares en su tinta. Cebollas, perejil, ajo y cayena adornan y dan aroma a la presentación, en la que destaca la propia tinta de calamar donde se ha cocido, que le da un sabor exquisito a la preparación.

El mar pone a la disposición el calamar; lo demás queda en manos de la imaginación: rellenos, a la plancha, en guisos, su sabor es excepcional. Por ello destaca en bares, tascas y restaurantes, presentado como suculentos aperitivos, tapas y bocadillos.

Recomendamos

Ablandar mollejas de pollo

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.