Cómo ablandar plastilina

La historia de la plastilina se remonta al año 1880, cuando un farmaceuta de nombre Franz Kolb ofrece a sus amigos escultores de Múnich el invento que les facilitaría hacer sus modelados.

Hasta ese momento, la arcilla usada por los artistas para modelar sus obras dificultaba el trabajo de los escultores porque se resecaba muy pronto, hecho que se intensificaba en los meses de verano.

El producto inventado por Kolb, además de su característica moldeabilidad, contaba con la cualidad de ser reutilizado con mucha más facilidad que la arcilla y aprender cómo ablandar plastilina tampoco era nada difícil.

El uso, el calor y el tiempo hacen que la plastilina pierda sus condiciones iniciales, lo que obliga a someterla a un proceso de revitalización, de recuperación.

El estar expuesta a los rigores del medio ambiente, afecta la elasticidad de la plastilina, la torna dura y cuarteable, llegando al extremo de fracturarse. No obstante, hacerla recuperar su plasticidad es cosa fácil.

Agua para ablandar plastilina

Se trata del volumen: si la cantidad de plastilina es pequeña, bastan unas pocas gotas; si se trata de un volumen mayor, el agua se puede agregar en función de la cantidad que se desea suavizar.

  • Se coloca la plastilina en un recipiente y se añade una pequeña cantidad de agua (gotas o cucharadas).
  • Se procede a amasar la plastilina; así el agua añadida se incorporará a ella. Para un mejor resultado, esto se gradualmente.
  • Se forma una bola y se va probando su dureza y su elasticidad estirándola y formando la bola de nuevo.
  • Si resulta que al estirarla aún se siente dura, se agrega más de agua, hasta lograr que la plastilina adquiera la consistencia y ductilidad deseada, que hagan posible moldearla.

El microondas: recurso muy útil para ablandar plastilina

Desde su aparición en el mercado, el microondas se ha constituido en un dispositivo de mucha utilidad en el ambiente culinario y más allá de él. Usado para ablandar plastilina, ha dado excepcionales resultados.

El procedimiento es bastante sencillo:

  • Se añade algo de agua a la plastilina y se amasa un poco.
  • Se coloca el trozo de plastilina en un bol de vidrio o en un recipiente plástico adecuado al uso en microondas y se introduce en el electrodoméstico.
  • Entre los ingredientes de la plastilina, se incluye el azufre, lo que obliga a que el tiempo de exposición de este material en el microondas sea de solo 20 segundos, para evitar la liberación de vapores perjudiciales.
  • Transcurridos los 20 segundos, se saca el recipiente con la plastilina y se deja enfriar a temperatura ambiente antes de darle cualquier uso.

Plastilina blanda con luz solar u horno de gas

Si bien el microondas ofrece la inmediatez de la solución al problema de la plastilina endurecida, su carencia no es motivo suficiente para desanimarnos. La luz solar o un horno a gas también pueden sacarnos del apuro.

La plastilina expuesta a la luz del sol durante una o dos horas se tornará tan suave como cuando se extrajo del envoltorio al comprarla, pudiendo ser usada de nuevo en las actividades que se requieran. No olvidemoss agregar antes unas gotas de agua.

En el horno a gas, procedemos de la siguiente manera:

  • Se agrega aun poco de agua a la plastilina y se la incorpora amasando un poco.
  • Se coloca la plastilina en una bandeja metálica.
  • Se precalienta el horno a 150 grados Celsius.
  • La plastilina se pone al horno durante diez minutos, tiempo suficiente para ablandarla y evitar la exhalación de gases tóxicos.
  • Se saca del horno y se deja enfriar por tres minutos o hasta sentir que tiene una temperatura adecuada para poder manipularla.

Calor corporal, vapor de agua y humedad

Son múltiples los recursos que podemos utilizar para ablandar la plastilina. Por ejemplo nuestro cuerpo, especialmente en las manos, es capaz de generar mucho calor.

El calor corporal puede ser aprovechado para imprimir suavidad a un trozo de plastilina que ha perdido sus cualidades iniciales y se ha tornado rígida y quebradiza:

  • Se coloca el trozo de plastilina en un recipiente y se le agregan unas cuantas gotas de agua.
  • Se procede a amasar de manera vigorosa, recogiendo e incorporando a la mezcla cualquier pedazo suelto.
  • Luego de un rato, se verifica la textura de la plastilina. Si aún no está suave y flexible, se le añade unas gotas más de agua y se continúa amasando hasta volverla blanda y moldeable.

El vapor de agua puede ser usado para ablandar plastilina dura, seca y quebradiza. Se requiere de una olla de presión para aplicar este método:

  • La plastilina la aplanamos contra las paredes de la olla de vapor, asegurándonos de que quede espacio abierto en el centro del utensilio.
  • Se coloca algo de agua en la olla y se lleva al fuego dejando actuar el vapor durante unos cinco diez minutos.
  • Se retira la olla del fuego y se desecha el agua sobrante.
  • Se espera a que la masa enfríe y se amasa dentro de la misma olla. En caso de que la plastilina no logre el punto deseado, se repite el procedimiento.
  • Una vez que se ha ablandadp la plastilina, se retira por completo de la olla y si no se va a usar, se guarda muy bien, envuelta en papel film o en un envase hermético.

La humedad de una toalla mojada también puede revivir un trozo de plastilina que en algunas circunstancias pudiera considerarse inservible.

  • Envolvemos la plastilina en una toalla húmeda.
  • La introducimos en un envase cerrado herméticamente.
  • La dejamos en reposo durante toda una noche.
  • Al retirar la plastilina del envase notaremos que ha adquirido algo de blandura.
  • Podemos completar el procedimiento amasando un poco con nuestras manos.

La plastilina no es infinitamente recuperable. Llegará un momento en el que, sea cual sea el método que se aplique, la plastilina no volverá a ser moldeable y  será hora de comprar una nueva.

Recomendamos

Cómo ablandar el enduído plástico

http://34.73.164.176/como-ablandar-el-enduido-plastico/

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.